Accesibilidad Web

Accesibilidad Web

A pesar de que el surgimiento de la World Wide Web, y su posterior crecimiento exponencial, han supuesto un cambio radical en cuanto a la facilidad de difusión y disponibilidad de la información, las limitaciones y el mal uso por parte de los diseñadores de las tecnologías imperantes de publicación Web están dando lugar a situaciones de acceso dificultoso a la información por parte de aquellos usuarios con discapacidad. No se debe olvidar que los usuarios discapacitados pueden tener motivaciones adicionales para usar Internet, ya que la Web puede servir de medio facilitador para tareas que les resultarían más costosas de llevar a cabo en el mundo real. A estos datos hay que sumar que es predecible que el porcentaje de la población con discapacidad se incremente a lo largo de los próximos años, debido al progresivo aumento de la longevidad en la misma. En contraposición, como demuestran numerosos estudios sobre evaluación de accesibilidad de aplicaciones Web, la mayoría de los sitios presentan numerosas barreras de accesibilidad, por lo que resulta de inmediata necesidad la puesta en marcha de medidas que terminen con esta situación, para lo que se necesita la participación tanto de usuarios, ingenieros, administradores, desarrolladores e investigadores.

Para definir qué es la accesibilidad, previamente se debe revisar los tipos de limitaciones que pueden impedir el acceso a la información en la Web. En este entendido los principales tipos de discapacidad son: (1) Deficiencias visuales. Entre las que se encuentran la ceguera, la visión reducida y los problemas en la visualización del color. (2) Deficiencias auditivas. Estas deficiencias pueden ser consideradas menos limitadoras en el acceso y uso de contenidos digitales, debido a que el canal sonoro es mucho menos utilizado en interfaces Web que el canal visual. Aún así, no se debe olvidar las limitaciones y barreras derivadas de esta discapacidad, como es el caso del lenguaje. (3) Deficiencias motrices. Son las relacionadas con la capacidad de movilidad del usuario. Estos usuarios no suelen ser capaces de interactuar con el sistema a través de dispositivos de entrada tradicionales, por lo que utilizan dispositivos alternativos, como los dispositivos basados en la voz del locutor. (4) Deficiencias cognitivas y de lenguaje. Atribuible a personas que presentan problemas en el uso del lenguaje, la lectura, percepción, memoria, salud mental y otros.

Hablar de accesibilidad Web es hablar de un acceso universal a la Web, independientemente del tipo de hardware, software, infraestructura de red, idioma, cultura, localización geográfica y capacidades de los usuarios. La idea principal radica en hacer la Web más accesible para todos los usuarios independientemente de las circunstancias y los dispositivos involucrados a la hora de acceder a la información. Partiendo de esta idea, una página accesible lo será tanto para una persona con discapacidad, como para cualquier otra persona que se encuentre bajo circunstancias externas que dificulten su acceso a la información, como sucede en el caso de ruidos externos, en situaciones donde la atención visual y auditiva no estén disponibles, pantallas con visibilidad reducida, etcétera.

La discapacidad no es el único tipo de limitación que dificulta la accesibilidad de contenidos. Además de las limitaciones propias del individuo, existen otras derivadas del contexto de uso y del dispositivo de acceso empleado, tales como el hardware o el software. Lo más interesante de este hecho es el paralelismo existente entre limitaciones, ya que aún teniendo diferente origen suponen barreras similares en el acceso a la información. Por ejemplo, comparten el mismo problema de visualización aquellos usuarios con visión reducida, como aquellos que, sin padecer discapacidad visual, utilicen pantallas pequeñas o accedan desde entornos llenos de humo. Por lo tanto, se puede deducir que cualquier producto que sea diseñado atendiendo a limitaciones derivadas de discapacidades individuales, posibilitarán y facilitarán así mismo su acceso por usuarios que, sin padecer estas discapacidades, se encuentren en contextos de uso desfavorables y de equivalente limitación, por lo que el número de usuarios beneficiados de este modo de diseño será mayor que el representado por usuarios con discapacidad.

Por todo lo mencionado en párrafos precedentes se puede definir la accesibilidad Web como la posibilidad de que un producto o servicio Web pueda ser accedido y usado por el mayor número posible de personas, indiferentemente de las limitaciones propias del individuo o de las derivadas del contexto de uso. En la definición, “las limitaciones propias del individuo” no solo engloban aquellas representadas por discapacidades, sino también otras como pueden ser el idioma, conocimientos o experiencia. Además, la accesibilidad no sólo implica la necesidad de facilitar acceso, sino también la de facilitar el uso. La distinción entre usabilidad y accesibilidad no solo es difícil, sino en muchos casos innecesaria. Un diseño será accesible cuando sea usable para más personas en más situaciones o contextos de uso, posibilitando a todos los usuarios, de forma eficiente y satisfactoria, la realización y consecución de tareas. La accesibilidad debe ser entendida como “parte de”, y al mismo tiempo “requisito para”, la usabilidad.

El máximo organismo dentro de la jerarquía de Internet que se encarga de promover la accesibilidad es el “Consorcio World Wide Web”,en especial su grupo de trabajo de “Iniciativa para la Accesibilidad Web”. Las pautas de accesibilidad se dividen en tres bloques: (1) Pautas de accesibilidad al contenido en la Web. Están dirigidas a los Web masters e indican cómo hacer que los contenidos del sitio Web sean accesibles. (2) Pautas de accesibilidad para herramientas de autor. Están dirigidas a los desarrolladores del software que usan los Web masters, para que estos programas faciliten la creación de sitios accesibles. (3) Pautas de accesibilidad para agentes de usuario. Están dirigidas a los desarrolladores de agentes de usuario, navegadores y similares, para que estos programas faciliten a todos los usuarios el acceso a los sitios Web.

Las “pautas de accesibilidad al contenido en la Web”, tienen como función principal guiar el diseño de páginas Web hacia un diseño accesible, reduciendo de esta forma barreras a la información. La accesibilidad al contenido consiste en catorce pautas que proporcionan soluciones de diseño y que utilizan como ejemplo situaciones comunes en las que el diseño de una página puede producir problemas de acceso a la información. Las pautas contienen además una serie de puntos de verificación que ayudan a detectar posibles errores. Cada punto de verificación está asignado a uno de los tres niveles de prioridad establecidos por las pautas: (1) Prioridad 1. Son aquellos puntos que un ingeniero Web tiene que cumplir ya que, de otra manera, ciertos grupos de usuarios no podrían acceder a la información del sitio Web. (2) Prioridad 2. Consta de aquellos puntos que un ingeniero Web debería cumplir ya que, si no fuese así, sería muy difícil acceder a la información para ciertos grupos de usuarios. (3) Prioridad 3. Son aquellos puntos que un ingeniero Web debería cumplir ya que, de otra forma, algunos usuarios experimentarían ciertas dificultades para acceder a la información. Con base en estos puntos de verificación se establecen los siguientes niveles de conformidad: (1) Nivel “A”. Todos los puntos de verificación de prioridad 1 se satisfacen. (2) Nivel “Doble A”. Todos los puntos de verificación de prioridad 1 y 2 se satisfacen. (3) Nivel “Triple A”. Todos los puntos de verificación de prioridad 1, 2 y 3 se satisfacen. De modo general se dice que las pautas describen cómo hacer aplicaciones Web accesibles sin sacrificar el diseño. De manera similar, se han desarrollado “pautas de accesibilidad para herramientas de autor”, cuyo objetivo es ayudar a los ingenieros del software a la hora de crear herramientas de autor para producir contenido Web accesible. También se han desarrollado “pautas de accesibilidad para XML”, donde se explica cómo asegurar la accesibilidad de aplicaciones basadas en XML. Y por último, “pautas de accesibilidad para agentes de usuario”, donde se explica cómo hacer accesible los navegadores, reproductores multimedia y otras tecnologías asistenciales.

La Web es un recurso muy importante para diferentes aspectos de la vida: educación, empleo, gobierno, comercio, sanidad, entretenimiento y muchos otros. Resulta demasiado importante que la Web sea accesible para así proporcionar un acceso equitativo e igualdad de oportunidades a las personas con discapacidad. Una página Web accesible puede ayudar a personas con discapacidad a que participen de manera más activa en la sociedad. La Web ofrece a aquellas personas con discapacidad una oportunidad de acceder a la información y de interactuar.

 

Guillermo Choque Aspiazu
www.eldiario.net
Mayo 25 de 2009

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »