Formatos de datos en la web (primera parte)

Formatos de datos en la web (primera parte)

En el documento titulado “Estándares de formato de archivos de ofimática” publicado por la Comisión Sectorial de Desarrollo Informático de la Universidad de la República en el año 2008, se menciona que en tecnología y en general, un estándar es una especificación que regula la realización de ciertos procesos o la fabricación de componentes para garantizar la interoperabilidad. En informática, un formato de almacenamiento es la estructura usada para grabar datos en un archivo. Un formato de documentos es una especificación que determina cómo debe almacenarse en un archivo la información contenida en un documento. Los formatos pueden ser propietarios ó abiertos. Un formato propietario es propiedad de su fabricante. Su uso por parte de terceros está condicionado a los permisos que el propietario otorgue. Estos permisos dependen generalmente de decisiones comerciales. Las especificaciones de formatos propietarios generalmente no son públicas. Esto restringe el acceso a archivos que han sido almacenados con formatos propietarios. Un formato abierto es de uso libre. Las especificaciones se encuentran disponibles en forma gratuita y no se requiere un permiso del fabricante para desarrollar software que las utilice para almacenar o abrir documentos.

Según Chang y Villavicencio, en la tesis de grado escrita el año 2007 titulada “Análisis, diseño e implementación de un marco de trabajo para la generación rápida de aplicaciones Web multimedia interactivas”, es necesario tener estándares en los cuales la información debe de ser presentada, de lo contrario el desarrollo de cualquier aplicación sería un caos, pero tampoco puede existir un formato único, ya que cada uno es creado con el fin de satisfacer ciertos requerimientos y necesidades, tanto para el desarrollador, como para la computadora. Los formatos de datos en la Web más importantes, se agrupan en dos grupos grandes: Formatos parcialmente estructurados y formatos estructurados. En primera instancia se presentaran los formatos parcialmente estructurados, o semi-estructurados, los cuales se encuentran orientados a ser leídos tanto por navegadores y lenguajes de programación, como por programadores, y llevan este nombre porque sus estructuras están separadas por encabezados o etiquetas legibles, es decir, la mayoría de estas etiquetas se encuentran en lenguaje natural, de manera organizada y jerárquica, siendo su representante visible el lenguaje de marcas para hipertexto.

En la tesis de grado de Bautista, escrita el año 2013 con el título “Sistemas de apoyo a los servicios académicos que ofrece el Programa de Atención Diferenciada para Alumnos”, se menciona que el lenguaje de marcas para hipertexto es el lenguaje de marcado predominante para la elaboración de aplicaciones Web que se utiliza para describir y traducir la estructura y la información en forma de texto, así como para complementar el texto con objetos tales como imágenes. El lenguaje de marcas para hipertexto se escribe en forma de “etiquetas”. Este lenguaje de marcado toma como base la sintaxis del lenguaje estándar generalizado de marcas. Esto quiere decir que los diferentes elementos, entre los cuales se cuentan los párrafos, encabezamientos, tablas, listas de un documento para la Web, se señalan intercalando etiquetas que indican al navegador cómo debe mostrarlo. El uso del hipertexto se ha convertido en una de las bases de Internet, lo que ha popularizado enormemente el lenguaje de marcas para hipertexto, hasta el punto de convertirlo en un verdadero estándar. Posteriormente, los navegadores son los encargados de leer este lenguaje y traducir los elementos que representan, mostrándolos directamente en pantalla. Su funcionamiento se basa en el uso de etiquetas o códigos, que permiten dotar de unas determinadas características y propiedades a los textos y elementos que engloban. La sintaxis del lenguaje de marcas para hipertexto contiene: (1) Una etiqueta inicial que señala el comienzo de un elemento. (2) Un número determinado de atributos y sus valores asociados. (3) Una cierta cantidad de contenido, entre los que se cuentan caracteres y otros elementos. (4) Una etiqueta que marca el final. El lenguaje de marcas para hipertexto no es más que una aplicación del lenguaje estándar generalizado de marcas, un sistema utilizado para definir tipos de documentos estructurados y lenguajes de marcas para representar esos mismos documentos. El término lenguaje de marcas para hipertexto se suele referir a ambas cosas, tanto al tipo de documento como al lenguaje de marcas.

Chang y Villavicencio, en la tesis de grado citada anteriormente, señalan que el lenguaje de marcas para hipertexto es el formato más general y común en la red. Este formato es el utilizado por todos los sitios Web y permite dar formato a las páginas que son visitadas por los navegadores. Una página Web está compuesta por lo general de una cabecera y un cuerpo, dentro de los cuales se introduce código de formato de marcas para hipertexto, para dar estructura al documento, para incorporar distintos medios y para proveer vínculos a otros sitios. Todo contenido debe estar dentro de etiquetas para ser reconocido por el navegador, caso contrario, éste lo interpretará como texto ordinario del contenido del sitio. En un sitio de marcas para hipertexto es posible incorporar etiquetas con lenguajes de programación para insertar funciones, y es posible además darle formato a un sitio por medio de hojas de estilo. Existen formatos estándares simplemente para definir el diseño de una página Web. El estándar más aceptado en este medio es la hoja de estilo en cascada, que consiste en un lenguaje simplificado, que utiliza medio de llaves para separar diferentes formatos, siendo éstos miembros de clases o poseen identificadores propios. De ésta forma, es posible cambiar todo el diseño de un sitio Web con tan solo alterar la sección de la hoja estilo en cascada de la página por otra. Este formato utiliza palabras en inglés para describir el formato a tener de cada sección de la página, y posee ciertos comandos para manipular algunos eventos básicos como cambios dinámicos en una sección, o efectos del ratón.

 

Guillermo Choque Aspiazu
www.eldiario.net
07 de Diciembre de 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Translate »