Etiqueta: huellas dactilares

Reconocimiento de huellas dactilares (segunda parte)

Reconocimiento de huellas dactilares (segunda parte)

El investigador Delgado, en el artículo publicado el año 2007 titulado “El margen de error de la dactiloscopia”, menciona que en el ámbito mundial existen varios métodos de clasificación dactilar entre los que se encuentran: Vucetich, Henry Americano, Henry Canadiense entre otros, y como complemento a esto una excelente herramienta de biometría llamada “Sistema de Reconocimiento Automático de Huellas Dactilares”, la cual es utilizada para mejorar y dar una mejor calidad de imagen a la huella, todo lo anterior está fundamentado científicamente por las crestas papilares y las siguientes características: que a continuación se mencionan: Inmutabilidad, se mantienen invariables en su forma, tamaño y ubicación, aunque al causar afectación de la dermis al sanar la lesión se genera un dibujo cicatrizal; perennes, las huellas no cambian con el tiempo se forman en su integridad en el sexto mes de vida intrauterina del ser humano y permanecen hasta la muerte hasta encontrar el cuerpo en estado de putrefacción o descomposición cadavérica, mencionado en el artículo escrito el año 2009 por Roberto Carro con el título “De las crestas papilares II”. Locard, realizó una prueba para la dactiloscopia, se quemó los pulpejos de los dedos de las manos con agua hirviendo, hierro candente y aceite caliente para demostrar que después de la curación de las heridas las huellas dactilares aparecían siendo las mismas en su forma, ubicación y situación. Se encontró como ultima características que son diversiformes, son únicas tiene su propio dibujo, lo que significa que no existen huellas iguales ni en los dedos de la misma mano ni diferentes manos, esto último mencionado en el artículo escrito el año 2011 por Virginia Jiménez con el título “Crestas papilares”.

En la tesis doctoral de Lindoso, publicada el año 2009 con el título “Contribución al reconocimiento de huellas dactilares mediante técnicas de correlación y arquitecturas hardware para el aumento de prestaciones”, se muestra un esquema típico de un sistema de comparación automática de huellas dactilares de un sistema de reconocimiento automático de huellas dactilares, que consiste de las siguientes fases: (1) Adquisición. En esta etapa se toma una muestra de la huella dactilar de un sujeto. Existen diferentes tipos de sensores, entre los cuales resaltan los ópticos, capacitivos, térmicos, ultrasónicos, y otros. Dependiendo del sensor utilizado, la calidad y la resolución de la imagen obtenida varían enormemente. Los parámetros más relevantes que se utilizan para caracterizar los sensores son la resolución, el área de captura, el número de píxeles, la precisión geométrica, el contraste y la distorsión geométrica. (2) Preprocesado. La imagen obtenida en la etapa de adquisición se trata en función de las necesidades de los algoritmos de extracción y comparación que se vayan a utilizar. Normalmente siempre es necesario algún ajuste de la imagen para aumentar la calidad de la misma, como pueden ser ajuste de contraste, ecualización del histograma y una eliminación de las partes de la imagen que no contienen a la huella dactilar, lo que se denomina segmentación. Bazen, en el artículo publicado el año 2002 con el título “Métodos sistemáticos para el cálculo de los campos de dirección y puntos singulares de huellas dactilares”, menciona que en muchos algoritmos es necesario el cálculo del campo de orientación que determina la orientación de las crestas en cada zona de la huella dactilar. Normalmente el preprocesado requerido para los algoritmos de comparación de huellas dactilares es bastante complejo y requiere una alta capacidad computacional. Un preprocesado típico para la comparación basada en minucias se muestra en el artículo de Jain y sus colegas titulado “Biometría: Identificación personal en una sociedad en red”. La comparación de minucias requiere un fuerte preprocesado, ya que es necesario adelgazar las crestas hasta formar un flujo de líneas de grosor un píxel para después extraer la localización de los puntos singulares. (3) Extracción de características. En esta etapa se extrae la información relevante de las huellas para su posterior comparación. La mayor parte de los algoritmos de comparación de huellas dactilares utilizan como característica las minucias. Uno de los algoritmos de extracción de minucias más destacado es el algoritmo de seguimiento de crestas de Maio, descrito en el artículo escrito el año 1997 titulado “Detección de minucias en escala de grises directa en huellas dactilares”, que consiste en el seguimiento de todas las crestas de la huella, determinando como minucias las bifurcaciones, desdoblamiento de una cresta en dos crestas y terminaciones, fin de una cresta. Cabe destacar que los algoritmos de extracción de minucias extraen generalmente gran cantidad de minucias falsas que es necesario eliminar antes de pasar a la comparación para evitar errores en la decisión. (4) Comparación. En esta etapa se comparan las características extraídas para determinar si las dos muestras pertenecen al mismo individuo. Existen algoritmos que no necesitan extracción de características y por tanto realizan directamente la comparación.

Lindoso, en la tesis citada, señala que para evaluar la precisión de los algoritmos de comparación de los sistemas biométricos se suelen utilizar dos tasas de error: (1) Tasa de falsa aceptación, que mide la cantidad de errores que produce el algoritmo de comparación cuando reconoce muestras de distintos usuarios como pertenecientes a un mismo usuario. (2) Tasa de falso rechazo, que mide los errores producidos cuando el algoritmo de comparación no reconoce muestras de un mismo usuario y las considera pertenecientes a distintos usuarios.

 

Guillermo Choque Aspiazu
https://www.eldiario.net
08 de Febrero de 2016

Reconocimiento de huellas dactilares (primera parte)

Reconocimiento de huellas dactilares (primera parte)

La biometría se refiere al reconocimiento automático de una persona utilizando ciertas características físicas o de comportamiento. Según Kuchen y Newell, en el artículo publicado el año 2004 con el título “Un modelo para la formación de huellas dactilares”, de manera tradicional las contraseñas y las tarjetas de identificación han sido usadas para moderar el acceso a lugares restringidos. Sin embargo, en estos sistemas la seguridad puede ser fácilmente violada cuando se divulga la contraseña a un usuario no autorizado o cuando un impostor roba la tarjeta. En el artículo de Badler, escrito el año 1991 con el título “Dermatoglifos”, se menciona que las huellas dactilares se forman completamente alrededor de los siete meses de desarrollo del feto y la configuración de los bordes de los dedos no cambia durante la vida del individuo excepto debido a algunos accidentes como raspaduras o cortadas en las yemas. Por lo tanto, la probabilidad de encontrar dos huellas dactilares similares es de uno punto nueve por diez a la menos quince. Marciales y sus colegas, en el artículo publicado el año 2003 con el título “Fusión de los clasificadores de huelas dactilares estadísticos y estructurales”, mencionan que los sistemas biométricos para la identificación de la huella dactilar se encuentran comercialmente disponibles. Ciertamente, las características principales de estos sistemas de huellas dactilares dependen de un sensor específico que determina las características de la imagen: Píxeles por pulgada, área, y gama dinámica, tamaño, costo y durabilidad. En los últimos años, los sistemas automáticos de identificación de huellas dactilares han sido bastante importantes para la identificación relacionada con el reconocimiento de las huellas encontradas en diferentes escenas del crimen en los estados unidos.

Según el autor Juan Vucetich Kovacevich, citado en el libro “Manual de Criminalística” escrito por Montiel el año 1991, la dactiloscopia es la ciencia que se propone identificar a las personas físicamente consideradas por medio de la impresión o reproducción física de los dibujos formados por las crestas papilares en las yemas de los dedos de las manos. Siendo el fin último de la dactiloscopia por lo tanto la identificación e individualización del ser humano por medio de un análisis biométrico, que se realiza en la tercera falange de cada dedo de la mano. Lubian y Arias, en el libro publicado el año 1975 con el título “Dactiloscopia”, menciona que la dactiloscopia se basa en la impresión o reproducción física de los dibujos formados por las crestas papilares de las yemas de los dedos de las manos. El autor Martín de Andrés, en el texto publicado el año 1943 con el título “Identificación. La clasificación de reseñas dactilares en los grandes archivos” dice: La identificación papilar se basa en que los dibujos formados por las crestas digitales, palmares y plantares son perennes, inmutables e infinitamente diversas.

En la tesis de Licenciatura en Investigación Criminal y Forense escrita el año 2013 con el título “Uso de huellas dactilares como método de la identificación en casos de robo”, el investigador Matheu menciona que la perennidad e inmutabilidad del dibujo papilar digital fue demostrada prácticamente por Hershel mediante dos impresiones de su dedo índice derecho tomadas con veintiocho años de intervalo y comprobadas científicamente por el sabio antropólogo inglés Francis Galton, quien llego a precisar que los dibujos digitales se forman en el feto aproximadamente en el sexto mes de vida intrauterina. En función de lo descrito, cabe resaltar que estos aspectos que conforman las crestas papilares como la perennidad, inmutabilidad y la diversidad son la base fundamental por medio de la cual se considera a la dactiloscopia como uno de los métodos más fiables y seguros. En la superficie anterior de la tercera falange o falangeta, las crestas papilares adoptan sistemas morfológicos determinados, formando dibujos muy variados y complicados, pero fáciles de ser agrupados y diferenciados para ser debidamente clasificados. Es pues, “la tercera falange o falangeta la que imprime el dactilograma, o deja huella latente al hacer contacto con los objetos. Esta región llamada “región del dactilograma”, por consiguiente es el fundamento central de la dactiloscopia”.

Matheu, en la tesis citada, continúa mencionando que toda ciencia, todo procedimiento o técnica debe de estar fundamentada en principios que la hagan confiable para su aplicación a un caso concreto, pues esto es lo que le reviste de confiabilidad y certeza al momento de su aplicación. Los pilares fundamentales o propiedades imprescindibles que debe contener cada huella dactilar, y que si alguno de ellos no se cumpliera, perdería el valor de efectividad y fundamento al momento de realizar una investigación, son: (1) Inmutabilidad. Los dibujos formados por las crestas y surcos papilares congénitos en el tejido epidérmico de los pulpejos de los dígitos, palmas y plantas, permanecen inalterables durante todo el transcurso de la vida asociada a las personas, no siendo modificados en forma permanente por causas voluntarias o involuntarias. (2) Perennidad. Estos dibujos, conformados entre el cuarto y el sexto mes de vida intrauterina, aseguran el derecho a la identidad desde los albores de la gestión más allá de la muerte. La positiva identificación del recién nacido une en forma perdurable al nuevo ser con su madre, evitando de esta manera sustituciones por causas dolosas o culposas o la comisión impune de delitos graves como el infanticidio o el abandono. A partir de esta identificación, esos dibujos papilares lo acompañarán indisolublemente durante el transcurso de la vida y se mantendrán aún después de la muerte, hasta la putrefacción o disgregación cadavérica. (3) Variedad o diversiformes. La variedad, cantidad, tamaños, conformaciones, direcciones, ubicaciones y situaciones que adoptan las crestas y surcos papilares en la epidermis de los pulpejos de los dígitos y en las caras palmares y plantares, es tan profusa que no existen dos impresiones que posean el mismo dibujo papilar. Tanto es así que no se han presentado dos dibujos iguales entre ascendientes o descendientes directos, ni en hermanos gemelos univitelinos, ni aún en dos dígitos de una misma persona. Cada uno de ellos, al igual que las palmas y plantas, posee dibujos con características de únicos e irrepetibles. Como estas presentan dos cúspides, cada una de ellas producirá bifurcaciones que conformarán líneas nuevas produciendo gran diversidad de diseños.

 

Guillermo Choque Aspiazu
https://www.eldiario.net
1 de Febrero de 2016

Translate »